Skip Over Navigation Links

Hoja informativa sobre la sepsis

En Inglés

¿Qué es la sepsis?

La sepsis o septicemia es una afección médica grave causada por una respuesta inmunitaria fulminante a una infección. Las sustancias químicas inmunitarias que se liberan en la sangre para combatir la infección desencadenan una inflamación generalizada, la cual produce coágulos de sangre y fugas en los vasos sanguíneos. Esto, a su vez, causa una alteración en el flujo sanguíneo, la cual afecta los órganos del cuerpo al privarlos de nutrientes y oxígeno.

En casos graves, se presenta insuficiencia de uno o varios órganos. En los peores casos, la presión sanguínea disminuye, el corazón se debilita y el paciente se precipita a un choque septicémico. Una vez sucede esto, rápidamente varios órganos (los pulmones, los riñones, el hígado) pueden dejar de funcionar y el paciente puede morir.

La sepsis es un problema grave en la unidad de cuidados intensivos, ya que es una de las principales causas de muerte. También es una de las principales causas de reingreso en el hospital de las personas. La sepsis se presenta de modo imprevisible y puede evolucionar rápidamente.

¿Qué causa la sepsis?

Micrografía electrónica de barrido de bacteriasLa sepsis no surge por sí sola, sino que se deriva de otra afección médica, como una infección de los pulmones, las vías urinarias, la piel, el abdomen (como apendicitis) u otras partes del cuerpo. Los procedimientos médicos invasivos, como la colocación de un catéter vascular, pueden introducir bacterias en el torrente sanguíneo y provocar la enfermedad.

Hay muchos tipos de microbios que pueden producir sepsis, incluso las bacterias, los hongos y los virus, pero las bacterias son la causa más frecuente. Los casos graves suelen obedecer a una infección en todo el cuerpo que se disemina por medio del torrente sanguíneo, pero la sepsis también puede derivarse de una infección localizada.

¿A quién le da sepsis?

A cualquier persona le puede dar sepsis, pero las más vulnerables son aquellas con un sistema inmunitario frágil, como los niños, los lactantes y los ancianos. Las personas con enfermedades crónicas, como diabetes, sida, cáncer, o enfermedad renal o hepática, también tienen un mayor riesgo, así como quienes han tenido una quemadura grave o un trauma físico.

¿A cuántas personas les da sepsis?

Cada año, la sepsis grave afecta a más de un millón de estadounidenses.1 Se calcula que entre el 28% y el 50% de estas personas muere;2 este porcentaje es mucho más alto que el de muertes en los Estados Unidos por cáncer de próstata, cáncer de mama y sida combinados.

El número de casos de sepsis al año ha estado en aumento en los Estados Unidos, lo cual puede obedecer a una combinación de factores, como mayor concientización y seguimiento de la enfermedad, envejecimiento de la población, aumento de la longevidad de las personas con enfermedades crónicas, la diseminación de organismos resistentes a los antibióticos, un aumento importante de procedimientos invasivos, y el amplio uso de sustancias inmunodepresoras y quimioterapéuticas.

¿Cuáles son los síntomas de la sepsis?

Los síntomas frecuentes de la sepsis son fiebre, escalofríos, frecuencia cardiaca y respiratoria altas, sarpullido, confusión y desorientación. Muchos de estos síntomas, como la fiebre y la dificultad para respirar, son similares a los de otras afecciones, lo que dificulta el diagnóstico de la sepsis en sus etapas iniciales.

¿Cómo se diagnostica la sepsis?

Los médicos diagnostican la sepsis al examinar al paciente para ver si tiene fiebre y un aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria. A menudo, realizan un examen de sangre para determinar si el paciente tiene una cantidad anormal de glóbulos blancos, un signo frecuente de sepsis, o una concentración elevada de lactato, la cual se correlaciona con la gravedad de la enfermedad. Los médicos también pueden examinar la sangre y otros líquidos corporales, como la orina y el esputo para ver si hay agentes infecciosos.

Asimismo, una radiografía o una exploración por TC pueden ayudar a identificar el sitio de la infección.

Pacientes en observación en una unidad de cuidados intensivos¿Cómo se trata la sepsis?

Las personas con sepsis se suelen tratar en el hospital en unidades de cuidados intensivos. Los médicos tratan de suprimir la infección, preservar los órganos vitales y prevenir un descenso de la presión sanguínea.

El primer paso suele ser tratamiento con antibióticos de amplio espectro, medicamentos para destruir varios tipos de bacterias. Una vez se identifique el agente infeccioso por medio de las pruebas de laboratorio, los médicos pueden escoger el medicamento que esté específicamente dirigido al microbio. Muchos pacientes reciben oxígeno y líquidos intravenosos para mantener normales las cantidades de oxígeno en la sangre y la presión sanguínea.

Según el estado del paciente, puede ser necesario administrar otros tipos de tratamiento, como ventilación mecánica o diálisis renal. En algunos casos, es necesaria una operación para limpiar un sitio localizado de infección.

Se pueden usar muchos otros medicamentos, incluidos los vasopresores y los corticoesteroides, para tratar la sepsis o revivir a quienes están en choque séptico. A pesar de muchos años de investigación, los científicos no han logrado crear un medicamento dirigido específicamente a la respuesta inmunitaria intensiva que caracteriza a la sepsis.

¿La sepsis tiene efectos a largo plazo?

Un paciente con sus médicosMuchas personas que sobreviven una sepsis grave se recuperan por completo y sus vidas regresan a la normalidad, pero algunas personas, en particular, aquellas con enfermedades crónicas prexistentes pueden presentar daño permanente de los órganos. Por ejemplo, en alguien que ya tiene insuficiencia renal, la sepsis puede causar falla renal que requiera diálisis de por vida.

También hay indicios de que un episodio de sepsis grave altera el sistema inmunitario de las personas y las hace más vulnerables a futuras infecciones. Algunos estudios han mostrado que las personas que han tenido sepsis tienen un mayor riesgo de morir, incluso varios años después del episodio.3, 4

¿Cuál es el costo económico de la sepsis?

El tratamiento para la sepsis suele incluir una estadía prolongada en la unidad de cuidados intensivos y terapias complejas, las cuales representan altos costos. La Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud cataloga la sepsis como una de las afecciones más costosas que se tratan en los hospitales estadounidenses, cuyo costo sobrepasó los 20.000 millones de dólares en 2011.5 El reingreso en el hospital por sepsis es de 2 a 3 veces más probable y de 2 a 3 veces más costoso que el reingreso en el hospital por muchas otras afecciones, como insuficiencia cardiaca, neumonía y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.6

¿Qué tipo de investigaciones se está realizando sobre la sepsis?

Una de las principales dificultades del tratamiento de la sepsis es su diagnóstico: para el momento en que el médico se dé cuenta de que un paciente tiene sepsis y comience el tratamiento, puede ser demasiado tarde. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden tener un efecto profundo en las tasas de supervivencia; por consiguiente, hay muchos trabajos de investigación cuyo objetivo es encontrar formas de reconocer el inicio de la enfermedad de modo más rápido.

Hay varios grupos investigativos que buscan factores en el torrente sanguíneo que puedan indicar sepsis y convertirse en la base de una prueba diseñada para identificar la enfermedad antes de que se agraven los síntomas. Hay algunos métodos en los que se analizan los cambios relacionados con la sepsis en los patrones de actividad génica de las células inmunitarias.

Otros trabajos están dirigidos a determinar la mejor forma de tratar el síndrome y en qué punto son más eficaces los tratamientos. Uno de estos fue un estudio grande llamado Atención protocolizada para el choque séptico temprano [Protocolized Care for Early Septic Shock (ProCESS)], en el que se examinaron diferentes métodos de tratamiento en las primeras seis horas de atención. Se concluyó que la identificación temprana de la enfermedad, seguida de la administración de líquidos intravenosos y antibióticos, son fundamentales para la supervivencia.

Para mayor información, consulte las siguientes páginas de Internet:

Biblioteca Nacional de Medicina. Entrada de MedlinePlus sobre la sepsis

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Página sobre la Sepsis (en inglés) Link to external Web site

Página de la Campaña de Supervivencia a la Sepsis (en inglés) Link to external Web site

International Sepsis Forum. Folleto: Promoviendo una mejor comprensión de la sepsis Link to external Web site [PDF, 253KB]

1. National Center for Health Statistics Data Brief No. 62 June 2011. Inpatient care for septicemia or sepsis: a challenge for patients and hospitals Link to external Web site.
2. Wood KA, Angus DC. Pharmacoeconomic implications of new therapies in sepsis. PharmacoEconomics. 2004;22(14):895-906.
3. Yende S, Angus DC. Long-term outcomes from sepsis. Current Infectious Disease Reports. 2007 Sep;9(5):382-6.
4. Yende S, Iwashyna TJ, and Angus DC. Interplay between sepsis and chronic health. Trends in Molecular Medicine. 2014;20(4):234-8.
5. Agency for Healthcare Research and Quality Healthcare Cost and Utilization Project Statistical Brief No. 160 August 2013. National inpatient hospital costs: the most expensive conditions by payer, 2011 Link to external Web site [PDF, 142KB].
6. Mayr FB, Talisa VB, Balakumar, Chang C-C H, Fine M, Yende S. Proportion and cost of unplanned 30-day readmissions after sepsis compared with other medical conditions. JAMA [Internet]. 2017 Jan 22 [cited 2017 Jan. 25]: [about 3 p.]. Available from: http://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2598785 Link to external Web site doi: 10.1001/jama.2016.20468.

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales (NIGMS) pertenece a los Institutos Naciones de Salud y apoya la investigación básica para aumentar nuestra comprensión de los procesos biológicos, y sentar las bases para los avances en el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades. Para mayor información sobre las investigaciones del Instituto y sus programas de capacitación, consulte la página (en inglés): http://www.nigms.nih.gov.

Texto actualizado en enero de 2017


¿Le gustaría usar esta información en su página de Internet o en otra plataforma digital? Esta y otras hojas informativas están disponibles para sindicación por medio del Portal de Sindicación de HHS. Para mayor información sobre cómo funciona la sindicación, consulte la página de Preguntas y Respuestas del Portal de Sindicación de HHS.

This page last reviewed on February 01, 2017